in

Damitas de honor

El gran día se acerca, y todo ha sido preparado y cuidado cada detalle y al milímetro. ¿Un punto muy importante? Las damitas de honor. Mi hermana pequeña (de 11 años) llevará la cola de mi vestido y me ayudara a sentarme y que el vestido luzca perfecto durante la ceremonia. Mis dos primas pequeñas, llevarán las arras y las alianzas. Las tres entrarán conmigo a la iglesia y me acompañarán hasta el altar. Por eso tenían que ir perfectas de los pies a la cabeza.

Si hay unas damitas de honor que me enamoraron (y no solo a mi, sino al mundo entero), fueron las de Kate Moss, así que me inspiré en ellas totalmente. Encontré unos vestiditos ideales en la colección de Arras y Comunión de Nicolí, con ligeras transparencias y puntillitas. Eran perfectos y justo lo que buscaba. Para los pies, em enamoré de los diseños de Belle Chiara durante la pasada edición de Cibeles Madrid Novias, sobre la pasarela. Buscaba unas bailarinas de ballet blancas. Un zapato blandito y mono que no fuese nada recargado ni con maxi lazos exagerados.

El modelo “Audrey” me pareció una monada. Se trata de una bailarina atada al tobillo con cinta de gros-grain al tono del material elegido (todos los diseños de Belle Chiara son personalizables), y tienen un talón alto reforzado y una suela nora antideslizante cosida al borde.

Y también estaba la clásica bailarina de ballet con suela cosida adaptada para la calle. Me apasionaba desde el primer momento y era mi idea inicial. Fue muy complicado elegir entre los dos modelos, los dos son tan perfectos… Pero, dentro de muy poco podréis conocer cuál fue mi elección final!

Ademas, os invito a visitar la página de Belle Chiara y conocer sus infinitos modelos de bailarinas y materiales, ¡Son una auténtica pasada! Yo también tengo mis Belle Chiara para disfrutar cómoda y chic hasta el último minuto del baile 😉


En cuanto a las coronas, sabía que no podía dejarlas en manos de mejores profesionales: Carolina y Cristina de Bohochic, mis niñas. Cogieron al vuelo lo que quería: una fina coronita silvestre en verdes y cremas con margaritas y capullos de pitimini y una lazada detrás para ajustar y adornar la pieza. También inspiradas en las de Kate; sencillas y con aires bucólicos.

¿En las manos? Cambiamos el ramillete de las damitas de Kate por dos preciosas cestas de mimbre adornadas con flores y lazadas, ¡Mis pequeñitas van a estar guapísimas!


Belle Chiara
Bohochic

20 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

happy weekend!

lady lace