in

Treasures of Place Vendôme 8

 
Semana de la moda de la Alta Costura de Paris, con todas sus connotaciones del lujo y la artesanía, permite dar el tono perfecto cada año para que los grandes nombres de la joyería den a conocer sus últimas creaciones. Ahí me dirigí yo hace poco más de una semana, a la Place Vendôme, 8 donde las últimas novedades de joyería y relojería de Dior brillaban a través de los ventanales de su tienda y producían destellos en cada una de sus vitrinas. De diseños clásicos a contemporáneos talismanes, hoy os enseño las piezas que me enamoraron en esa Plaza tan brillante, que es el hogar de las tiendas de los grandes nombres de la joyería.

Al entrar en el universo deJewelry and Timepieces de Dior fue como si volviese a revivir los cuentos de hadas de cuando era niña. Todas las vitrinas que mostraban las joyas y relojes se recreaban en impecables casas de muñecas donde cada uno de sus pequeños muebles sostenían las joyas más bonitas que jamás habían visto mis ojos. No sabría deciros cuál me gustó más. Son piezas únicas, exquisitas y cuidadas al milímetro con pequeños detalles que te hacen soñar. Y sino, comprobarlo vosotros mismos…

Colección Milly Carnivora

La colección de joyas My Dior se eleva al máximo con conceptos como el lujo, la elegancia, el glamour, la distinción y, sobre todo la exclusividad. Su principal toque es el estilo atemporal. Son piezas realizadas para que una mujer las lleve siempre consigo y que se pasen de generación en generación, de madres a hijas, como una joya única con un significado especial.


Colección My Dior, las joyas más atemporales de Dior que pasan de generación en generación

Colección Les Précieuses, es una colección creada en 2006 y a las que se añaden nuevas piezas y versiones.

La nueva línea de relojes que hoy tiene como locas a todas las apasionadas del mundo de la relojería de diseño es la colección Dior VIII. Unos diseños que respiran por cada uno de sus poros elegancia, sofisticación y feminidad que sin duda sentaría fenomenal en cualquiera de nuestras muñecas… Un conjunto de ocho piezas que más allá del diseño tiene un significado y un simbolismo especial. Lo cierto es que cualquiera de los diseños son muy similares y siguen una misma línea: sofisticada estructura eslabonada en negro o blanco, esfera de 33 o 38 milímetros y preciosos materiales como el cuarzo o los diamantes. Mientras que el resto de horas se marcan con una línea, el ocho se encuentra dibujado en números romanos. Estas son las últimas versiones de la colección Dior VIII, donde se apuesta por el color en la esfera.


Colección Dior VIII

Pero sin duda, estas fueron mis piezas preferidas. Diseños de alta relojería que rinden tributo al grand couturier bajo el nombre de Grand Bal VIII. El ocho es un guiño al número de la suerte del diseñador, casualmente donde conocí estas colecciones él había presentado su primera colección “En Huit” (En Ocho) el 8 de octubre de 1946. Es decir, la ubicación de su tienda en el ocho de la Place Vendôme no es una casualidad…

Monsieur Dior solía decir que en lo profundo de cada corazón duerme un sueño; y él sabía que en el de todas las mujeres ese sueño era el de convertirse algún día en princesas. Y que mejor manera de rendir homenaje a M. Dior que creando un reloj para todas esas princesas. También, un auténtico homenaje a la Alta Costura que transporta la masa oscilante, que es lo que permite que el reloj funcione con normalidad situado siempre en su maquinaria, a la parte delantera vistiéndolo con las plumas de sus vestidos y produciendo el efecto de la danza de una bailarina con su movimiento. Una auténtica obra de arte y un sueño hecho realidad.


Colección Grand Bal VIII

Sus brazaletes están realizados con cerámica high-tech de color blanco o negro y bisel engastado con diamantes incorporando el calibre “Dior invertido”. Las plumas están bordadas con 203 diamantes de la mejor pureza y color. Una colección de edición limitada de la cual sólo se han fabricado 88 piezas en todo el mundo.

Además, los ya reconocidos Mini D de Dior con pulsera en satén negro, esfera insertada de diamantes y nácar de Tahití son reinventados en tamaño XXL también para vestir o con correas flúor para sumarse a las últimas tendencias del momento y poderlos transportar a los looks de mañana.

Una colección que también me enamoró por su diseño y su historia fue la de Mitza Bricard, una de las ayudantes de M. Dior y una de sus musas. Siempre llevaba en la muñeca un pañuelo con un estampado de leopardo y de ahí que las piezas de su colección se inspirasen en el animal print. La sortija de la zarpa es espectacular y el Mini D en su versión más felina enamora corazones.


Colección Mitza Bricard

Disfrutando de las vistas de la Place Vendôme desde uno de los ventanales de la tienda Dior.

Un apasionante universo de piedras preciosas, diseños únicos y acabados maravillosos. No sabes realmente lo que es hasta que lo ves a escasos milímetros de distancia. Gracias al equipo de Dior por dejarme vivir este sueño y transportarme a uno de los espacios más bonitos de Paris. Love, x

31 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Happy B-day Queen of Hearts!

cherry + pvc pumps